Loading...
Bachillerato2017-02-23T06:47:26+00:00

Bachillerato

El perfil de nuestros alumnos tiene una clara orientación universitaria, por lo que casi todos optan por cursar esta etapa, no obligatoria, de la Enseñanza Secundaria.

Durante esta etapa se amplían gradualmente para el alumnado las posibilidades de configurar libremente su propio currículum a través de las modalidades de Ciencias y Humanidades y Ciencias Sociales, con sus respectivos itinerarios.

El Bachillerato LOMCE consta de dos cursos académicos y se caracteriza por ser un programa educativo exigente, en el que los estudiantes deberán cursar cuatro materias troncales generales, dos troncales de opción y otras tres específicas.

En esta etapa se culmina nuestro objetivo de formar ciudadanos competentes y proactivos, futuros líderes en el ámbito personal, profesional y social, con espíritu emprendedor y capacidad para asumir sus obligaciones con responsabilidad, ética, tolerancia y creatividad en un mundo altamente competitivo.

Concedemos una especial importancia a la profundización en los idiomas (inglés y alemán), siendo obligatorios en los dos cursos del Bachillerato (salvo casos especiales de incorporación tardía, en los que se sustituye el alemán por una materia alternativa). Si bien esta condición limita la posibilidad de elección de otras materias, permite ampliar el abanico de opciones de estudio en universidades extranjeras y una incorporación temprana al mercado laboral juvenil.

Al igual que en la Educación Secundaria Obligatoria continuamos ofreciendo un Plan de Orientación Académica y Profesional que incluye charlas informativas de universidades, visitas a la ULPGC y otros centros de estudios superiores de la isla, encuentros con antiguos alumnos,…

Nuestra mayor fortaleza es el equipo docente, formado por un grupo estable de profesionales con experiencia, que lleva años trabajando en equipo para ofrecer una atención personalizada que es apreciada por cada alumno y familia.

El resultado se refleja en los logros de nuestro alumnado en las pruebas de acceso a la universidad, en el número de admisiones en universidades extranjeras, en las clasificaciones en concursos y certámenes a nivel nacional e internacional, en sus presentaciones en congresos y debates,… pero sobre todo, en el cariño con el que recuerdan los años vividos en el Colegio Heidelberg.